De actualidad. Museo Reina Sofía

Tan solo tuvo una mención honorífica, este conocido cuadro, “Mujer en Azul”,  que Picasso presentó a la Exposición Nacional de Bellas Artes del año 1901. Fue tal su desencanto que no lo recogió y decidió abandonarlo a su suerte.
Se trata de una mujer sofisticada, con un ampuloso vestido de mucho vuelo realizado a base de brochazos rápidos que encorsetan la figura en una rigidez verdaderamente asombrosa. El tocado o sombrero es también disparatado exagerado y llamativo, sirve quizás para enfatizar ese rostro muy pintado que casi se convierte en una máscara. Una mujer que responde al gusto parisino de finales del XIX “la femme fatale“,  que tantas veces retrato Tolouse Lautrec en sus cuadros.
Una imagen plana y rotunda que ocupa casi todo el lienzo en un espacio inexistente, en un primerísimo primer plano, concebido con la fuerza estática y congelada de un icono.
La silueta se recorta sobre un fondo verde y azul, de una gran modernidad para la época, que nos devuelve la imagen hacia afuera.
La belleza femenina queda enmascarada por el exceso de pintura y su identidad  diluida en una banalidad sin contenido, instalada en el desarraigo de la pura apariencia.

Mercedes Sierra

mujer en azul picasso
Mujer en azul. Pablo  Picasso

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s