Felipe IV en la poesía de Machado

Este retrato de Felipe IV es uno de los primeros que pinta Velázquez cuando llega a la corte en el año 1623, el de su hermano el Infante D. Carlos también es de estos primeros momento cortesanos y ambos son prototipo del denominado retrato de aparato.

Sobriedad cortesana, en un espacio intuido, sin apenas ambientación y con el respeto que Velázquez procesó siempre a sus retratados.


Hoy lo abordamos desde el ámbito literario, con  un hermoso poema de Manuel Machado, donde nos describe al monarca, pero enseguida, nos asaltan varias dudas. ¿Fue consciente Machado de que el rey no sostenía un guante, que se trataba de un papel?  y  ¿que era el infante D. Carlos (de un gran parecido con Felipe IV)  el que sostenía el guante?.
Finalizamos nuestro post con una de esas preguntas sin respuesta.
¿La confusión del poeta o la licencia poética que le convenía?.

Mercedes Sierra

Nadie más cortesano ni pulido
que nuestro Rey Felipe, que Dios guarde,
siempre de negro hasta los pies vestido.

Es pálida su tez como la tarde,
cansado el oro de su pelo undoso,
y de sus ojos, el azul, cobarde.

Sobre su augusto pecho generoso,
ni joyeles perturban ni cadenas
el negro terciopelo silencioso.

Y, en vez de cetro real, sostiene apenas
con desmayo galán un guante de ante
la blanca mano de azuladas venas.

Manuel Machado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s