Andre Alfaro se asienta en la Plaza de Cuzco

andre alfaro
Andre Alfaro

Todos los días de camino al trabajo, a la salida del metro, me topaba con esta escultura que empezó a formar parte de mi vida, cada día al pasar por esa Plaza de Cuzco la saludaba y comenzaba a cambiar mi estado de ánimo, con ella las prisas se me iban, era todo un remanso de paz, pura poesía entre aquellos rascacielos donde había logrado hacerse un hueco. Una de las cosas que más me llamaba la atención era su aspecto conceptual, cómo el artista logra doblar una sencilla barra de acero al multiplicarla en una cadencia matemática y crear un ambicioso vuelo.

 

Rectilíneo acero silencioso
que en tu rotar milimétrico y exacto
multiplicas tu esplendor.
Vertical acero silencioso
engranaje matemático y seriado,
donde se hace eco la rutina,
una y otra vez, una y otra vez…
haces gala de virtud.
Despliegue de alas al viento
vislumbrando el horizonte,
en busca de libertad.
Abanico de varillas
en movimiento quebrado.
Canto poético al vuelo
línea recta que te estiras
en elevación gestual
queriendo tocar el cielo.
Vuelo con pies en la tierra
atadura que se anuda al verdor de tu pedestal
eres música o poesía, en este Madrid ruidoso.
En tu sencillez callada
dices mucho sin hablar.   

Mercedes Sierra

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s