El vuelo de la alondra

Pasear por la Plaza de Santa Ana es uno de esos placeres que nunca depende del tiempo que haga; da igual que sea una mañana soleada o una tarde lluviosa, siempre es una  de esas sensaciones reconfortantes. En el antiguo solar de dicha plaza se encontraba el convento de Santa Ana perteneciente a la orden…